Partido Pirata y piratería

El partido Pirata sueco obtuvo un peldaño en el parlamento de la Unión Europea. Y señores, es para reconcerlo: por fin, algunos de mente entumida despertaron y lograron captar el mensaje monopólico e imperial de la industria discográfica y las distribuidoras de películas. Me alegro.

Piratería
Cuando a los niños y a la población aturdida se les ataca constantemente en los medios de comunicación con música y películas pobres, se les genera una necesidad de obtenerlas a toda costa. La industria tardíamente se dió cuenta que al crear esa necesidad no estaban dando el mensaje de "compranos la música" sino "compra la música a toda costa" por lo que a la gente no le importó el medio sino el fin. Y esa es la verdadera historia de las exhuberantes ventas de la piratería que continuarán a la alza hasta que se cambie el modelo de venta por uno menos arcaico.

Hace bastante tiempo que no compro piratería, ahora todo lo bajo, hasta los juegos de PS2. Cada mes compro aproximadamente tres películas originales y constantemente me decepciona su calidad y esa manía de amenzarme diez minutos con mensajes de "ADVERTENCIA, esta película no le pertenece, si se la presta a alguien se va a la cárcel de por vida," para después obligarme a ver comerciales de las asociaciones en pro de la ultraderecha neoliberal ("Tenemos un papá pirata" o "¿Qué le estás enseñando a tus hijos?"). Solo quiero meter la película, darle play y disfrutar. Porque me ponen trabas, si la compré original es para evitarme esa clase de pendejadas. En cambio, cuando compras la película pirata, evitas todo tipo de advertencia. Y cuando la bajas, ni siquiera tienes que pagar, el producto es de mucho menor calidad que un DVD pero no importa mientras te ahorres la joda.

Dejé de comprar piratería porque detesto el ambulantaje y el estorbo que provocan los vendedores ilegales. Dejé de comprar pirata por la gente que vende pirata, no por "respeto" o porque sienta que le robe a esa basura de industria que amenaza y asusta.

P2P
El intercambio masivo de archivos por internet no es delito, ni aqui ni en Suecia. El problema es que aqui apenas están legislando lo que otros países legislaron en los setentas (probablemente muera de viejo antes que ver leyes acerca de los derechos digitales de las personas en México) por lo que realmente no me preocupa una demanda. No utilizo el internet para bajar las ridículas composiciones musicales de Televisa, sino para bajar cine asiático, anime, series gringas como LOST y discografías de músicos románticos como Chopin. No significa que no compre música (cuando está a precios razonables) pero es cansado tener que ir a la tienda, preguntar si tienen el disco, que nunca lo tengan y dejar un adelanto para que lo pidan y me lo entreguenen en un puto mes; a diferencia de tardarme menos de diez minutos en bajarlo. Si quieres una película asiática pues te conformas con algunas que salieron en los noventa porque aqui nada más no llegan mas actuales.

Internet es cultura. Mucha, mucha cultura. Solo un mundo dominado por grandes industrias puede ponerle precio a una obra de arte. Cóbrame el medio, en éste caso un disco, pero no me cobres a precios tan altos los ceros y unos contenidos porque no significan nada despues de haberse copiado millones de veces. Véndeme un archivo digital barato, pero no me pongas restricciones, baja calidad y pocas opciones; si me dás mas que las gratuitas, te lo compró a tí, porque me dás un buen servicio y sé que el archivo sonará o se verá perfectamente. Mientras, sigo bajando.

No hay comentarios.: