El México que quieres es el que nosotros tenemos

Pensativo de regreso a mi casa en el transporte público, observo a la gente tirando basura en la calle y en los parques; camiones que contaminan por encima del límite permitido; fiestas ruidosas que no dejan dormir a los vecinos; pecerdas metiéndose entre los carros sin avisar; dobles o triples filas de carros detenidos en avenidas donde esta prohibido (o sea TODAS); muchedumbre empujándose en la calle; fumadores fumando en filas (inclusive teniendo delante un anciano y detrás un recien nacido); personas juzgando las acciones inofensivas de otras (como por ejemplo su vida sexual) aunque no les incumba ni les incomode realmente; mentadas de madre aqui y allá; odio; discriminación a los indígenas (recordar que nuestro premiado ex-presidente Zedillo asesinó tantos Zapatistas como pelos tiene en la cabeza); y lo peor: una falta de respeto a los ancianos completamente inexplicable.

Se hacen marchas y juntas y madre y media para que nuestros gobiernos respondan, pero no se entiende que el gobierno es la gente. El gobierno maleducado pertenece a la gente maleducada. ¿Como esperar que el gobierno eduque a su gente? La gente primero tiene que educarse para que sus gobiernos sean educados.

El México que se dice México quiere es el México por el que su gente no está dispuesta a cambiar.

Estoy cansado de pelearme con gente que avienta basura dentro de las estaciones del metro; con vecinos ruidosos; con choferes que fuman y tienen el radio a todo volúmen; con chavitos que no ceden el lugar a un anciano que apenas se puede mantener de pié; con católicos que creen tener derecho a DECIDIR por la vida de los demás; pero el cansancio no es porque me sienta derrotado como individuo, sino derrotado como sociedad. La lucha es frustrantemente solitaria. Si yo no digo nada, los que estan a mi alrededor no dicen nada; pero si digo algo, se molestan, prefieren no "tener problemas," al fin que asi ha sido siempre.

Estoy resignado.

Danish Muslims

-"Oiga señor, ¿qué es el Islam?"

- "Es otra de esas religones donde malinterpretan libros, con pasado misterioso y sin ningun sentido, para quemar embajadas y matar 139 personas por unas caricaturas que salieron seis meses antes en un periódico de un país con libertad de expresión."
"Éstas son las caricaturas por las que el pueblo Islámico se indignó." Seamos sinceros, nunca se indignaron, solo buscan cualquier pretexto para demostrar con violencia sus vidas y creencias de mierda. Me cago en Mahoma.

Explosión Islámica por Kurt Westergaard